martes, 19 de agosto de 2014

Consejos para que un espacio chico se vea más grande

¿Cómo hacer que un espacio pequeño se vea más grande?
Dar más sensación de amplitud al espacio no es tan complicado, estos consejos te ayudarán a renovar tu hogar y conseguir que tus espacios chicos se agranden visualmente.

agrandar espacios chicos


Paredes: Pueden ser en tonos claros o directamente de color blanco. Pero si te gustan los colores llamativos, una buena opción es pintar una sola pared de otro color.

Muebles: Asegúrate de que los muebles tengan espacio de guardado y que sean funcionales. Además, trata de que sean de color claro y "livianos", es decir, los muebles de algarrobo, demasiado grandes o de colores oscuros no son la mejor opción.

Espejos: Son elementos que no pueden faltar para dar sensación de amplitud. Darán profundidad, puesto que reflejan la luz. Te recomendamos que los coloques frente a ventanales, para dar la sensación de que hay dos ventanas y permitir que la luz se dirija a toda la habitación; y no te aconsejamos que los coloques frente a paredes vacías.

ampliar espacios chicos

Iluminación: Trata de que entre la luz natural al espacio y de que la iluminación artificial sea la correcta. Cuanta más luz haya en el ambiente, más grande parecerá el lugar. Puedes optar por luces empotradas en las paredes o bien, por usar lámparas en distintos sectores de la habitación.

agrandar espacios pequeños

Orden y decoración: Para generar esa sensación de amplitud separa los espacios aunque el lugar sea chico—en el caso de contar con un living y comedor, o comedor y cocina. Y no dejes que ningún objeto o mueble intervenga en la visión global del espacio. Además, mantén la organización y evita el desorden.

agrandar espacio chico

Más consejos para que un espacio chico se vea más grande:

- Haz que la pared parezca más alta pintándola con rayas horizontales del mismo ancho y separación entre sí. Y si quieres que la pared se vea más ancha en vez de alta, píntala con líneas verticales.

- Utiliza pocos muebles para decorar el espacio. Recuerda que “menos es más”.

- Si puedes cambiar el color de los pisos, inclínate por que sean de colores claros. Muchos decoradores utilizan la opción de pintar el piso de blanco o colores pasteles, o bien añaden alfombras en tonalidades claras —sin estampados ni patrones—, para que sea vea el espacio mucho más grande. Otra opción es pintar los pisos y las paredes en el mismo tono, para que se integren y el espacio se vea más grande.

- En cuanto a las paredes, puedes decorarlas para que no se vean tan vacías. Prueba colgando cuadros de gran tamaño en vez de pequeños.

- Trata de mantener el orden, ya que un sitio desordenado achica el espacio. Si es posible, despégate de los objetos innecesarios y trata de obtener lugares de guardado —pueden ser cajas, estanterías, el espacio debajo de la cama o de los sillones, dentro de los placares, en algún rincón o esquina sin uso, debajo de un banco, en un entretecho, en un colgante detrás de la puerta, etc.

- Combina los colores, trata de que el mobiliario y el color de las paredes sean contrastantes o estén pintados en el mismo tono. Un mueble de igual tono a la pared se mezclará con el espacio y no interrumpirá la visual.

- No utilices cortinas pesadas o demasiado gruesas. Acuérdate de dejar pasar la luz natural, por lo que cortinas de telas finas o claras son la mejor opción.

- Usa complementos de vidrio, de cristal o de plástico transparente. Dejarán pasar la luz y dará mayor sensación de amplitud, ya que la reflejarán.

- Añade muebles multifuncionales: Sillones que se hacen mesa, mesitas auxiliares con ruedas, sillas que sean apilables, estanterías que se convierten en mesas, mesas desplegables, puff que sirven de baúl —porque cuentan con espacio de guardado—, entre otras opciones.

- Escoge muebles de líneas simples y de un tamaño mediano a pequeño.

- Si quieres darle color al espacio, pero al mismo tiempo conseguir que se vea más grande, puedes pintar la mitad hasta la mitad —dejando una parte de un color y la otra en color blanco.

- No sobrecargues las paredes de cuadros, espejos, adornos, portarretratos y estanterías. Trata de optimizar los sitios de guardado y de mantener organizadas tus cosas, pero sin colocarlas todas juntas en un mismo sector o pared.

- Pinta la pared en la que se encuentra la ventana de un color más oscuro que las aberturas. Por ejemplo: las aberturas del ventanal pueden ser blancas, y la pared en un tono gris o crema. Esto hará que la luz se refleje aún más y el lugar parezca más grande. 
Comparte este post
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

1 comentarios:

  1. Hola! estupendo post! yo tengo un piso muy pequeño y por ello, el salón es enano. Ya uso algunas técnicas pero tengo que pintar en breve y lo pondré en práctica! gracias

    ResponderEliminar